lunes, 19 de septiembre de 2011

Regreso a Edimburgo




Hacía tiempo que había comprometido mi presencia en el Festival Hispánico de la capital de Escocia para dar una conferencia sobre Luis Cernuda (espero que no me prendan fuego como a la efigie de Guy Fawkes cuando lea esa inventiva, "Ciudad caledonia"), y ahora, por curiosidad, entro en la web donde se ofrece el programa de actos. María Conte, alma del festival, me había dicho que había la misma tarde una actividad que me gustaría. Lo diría, seguro, pensando en que me interesaría el homenaje a un poeta de aquellas tierras por su centenario. Lo que no podía saber María es que a Somhairle MacGill-Eain (Sorley MacLean) lo traduje con Catriona Zoltowska allá por 1987, y que publicamos siete poemas del poeta gaélico escocés en la revista Con dados de niebla. Y que, cuando él murió, participé en un programa de BBC Alba en el que también intervenía un gran valedor de su poesía, Seamus Heaney (por ahí tengo el inservible vídeo en VHS). Esta casualidad es casi un seguro azar, tomándole el título prestado a Salinas (y con perdón de Cernuda y su "Malentendu"). Llevaré poemas de MacLean en español, y pasajes de la vida de Cernuda, que vivió en Glasgow de 1939 a 1943. Desde luego, va a ser una tarde inolvidable, justo 25 años después de asistir al curso de verano que las universidades escocesas organizan sobre literatura propia e inglesa en Edimburgo. Y mis bodas de plata con Escocia.


4 comentarios:

Olga Bernad dijo...

¡Aviso a mi hermana ya! Qué envidia, Edimburgo, tú, ella... cómo me gustaría estar allí. Dará gusto verte. Un trozo de mi corazón te encontrarás en cualquier calle, además de reencontrarte con el tuyo. Que disfrutes mucho esas bodas de plata.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Me dará mucho gusto conocer a tu hermana, Olga. Brindaré por ti. Tengo ya ganas de ponerme una chaqueta de tweed de Harris...

Ulmo de Arxila dijo...

http://ulmodearxila.blogspot.com/2011/08/do-outro-lado-da-dor.html

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Muchas gracias, Ulmo. No conocía esta hermosa versión.