domingo, 30 de octubre de 2011

Un adverbio bien puesto




El de este verso de Rafael Adolfo Téllez en Los cantos de Joseph Uber, donde la palabra arrastra esa interminable persistencia del agua en una palabra larguísima (¡ocho sílabas!) como la acción que transmite:

Miro caer la lluvia ininterrumpidamente


No hay comentarios: