domingo, 20 de noviembre de 2011

La jarrita llena




Con este título, que es en español el de la columna de la que procede, reseñaba ayer Pablo d'Ors en el ABC Cultural mi reciente traducción del divertidísimo libro de Flann O'Brien publicado por Nórdica. Y, desde luego, reunía en su texto todo un catálogo de entusiasmos, empezando, ya en las primeras líneas, así: "esta colección de artículos, La gente corriente de Irlanda, sube a este Pessoa irlandés (y lo digo por su afición a los heterónimos), en mi escala de talentos literarios, a un plano todavía superior, prácticamente máximo." Luego, sigue d'Ors: "Me encanta la liguereza de estos artículos, creo que es una condición sine qua non de la prosa literaria; y me arrebata cuando utiliza las palabras como balas de una ametralladora."
Yo, qué puedo decir, salvo que disfruté enormemente traduciendo el libro, tan lleno de retos como de recompensas.

No hay comentarios: