martes, 13 de diciembre de 2011

Hemerotecas




Me sorprende que la Fundación Pablo Iglesias mantenga abierta en su página web, aunque con complicado y casi clandestino acceso, la hemeroteca del diario El Socialista, con todas las pruebas que guarda del pistolerismo suyo anterior a la Guerra Civil, tan contrario a la imagen almibarada que hoy se dispensa del comportamiento de las izquierdas por aquel entonces. También que lo que queda del falangismo se asuste cuando se mienta la gran admiración que sus fundadores sentían por el fascismo italiano, cuando el semanario F.E., por cuya venta se derramó tanta sangre, dedicaba su página octava, cuando no estaba suspendido gubernativamente, a la sección fija "Vida fascista".
En el detalle menudo de los periódicos se halla muchas veces el matiz que ilustra toda una realidad, y su letra pequeña son las migas de pan que hacen que, como Pulgarcito, sigamos el camino de nuestro propio pensar independiente.
Ahora, indagar en hemerotecas depara, sobre todo, hallazgos como éste, proveniente de casi, casi, un 15-M; párrafo que, setenta y seis años después, parece escrito esta misma mañana. Se lo dedico al señor Cameron, de Albión, que quiere preservar los enjuagues y tejemanejes de la City:

"Mientras las grandes entidades bancarias cierran sus ejercicios con crecidos beneficios, la modesta industria, el modesto comerciante se arruinan entre otras razones por carecer de crédito ¡Hay que acabar con el monstruo del gran capitalismo financiero! La economía nacional no puede estar a merced de especuladores y gentes sin entrañas. Urge, llegando a la raíz, poner el crédito al servicio de las necesidades nacionales, rescatándolo de las oligarquías internacionalistas"

“Tarea urgente”, Arriba, 1, 25-3-35, pág. 5.

1 comentario:

Sara dijo...

En Irlanda este discurso también está a la orden del día. Pero incluso los que lo proclaman, saben bien que se encuentran ante un difícil dilema: O giran en la órbita de Berlin/Frankfurt, o la de Londres...