jueves, 1 de diciembre de 2011

INTERCAMBIO DE CASAS





INTERCAMBIO DE CASAS


En este ático de Venecia

no puedo conciliar el sueño,

los ojos como platos

sonámbulos como la luna


o como uno de esos quesos sin cortar

cerca del mercado de Rialto,

parmesano o más bien un gruyer,

una pompa de aire, un hueco.


Este vino de aquí

emborracha como el de allí,

pero no pone plumas en las alas

de la imaginación.


Extraño mi casa, mi cama

tan lejos de este ático y su claraboya;

aquel colchón en que dormía

y soñaba, remoto, con Venecia.


(De Veintiún poemas últimos, inédito, 2011)