martes, 27 de diciembre de 2011

Reválida de Praga






Justo ahora hace un año, el frío de Sevilla quedaba en tibieza comparado con el de Praga, a la que por fin rendíamos viaje. De allí me traje unos cuantos poemas, que aparecieron en la revista Clarín. Estos versos ilustran una imagen de la que da fe la fotografía de un toldo rojo nevado bajo los colmillos de un templo.

PLAZA DEL MERCADO


Cae la nieve.

Plato de leche fresca

en el tejado.


Sigue nevando.

Denso charco de sangre

sobre la sábana.