viernes, 13 de enero de 2012

Al pie de la letra




Suelen los libros reunir sus poemas con un vínculo de fechas prendido con corchetes invisibles, con ejes temáticos, en aluvión inconexo las más de las veces, tratando asuntos variopintos que reflejan todo el horizonte de la experiencia o de la ideación de su autor. Es raro que sean bloques cerrados, unitarios.
Y uno de los mejores que he leído en los últimos meses es de estos últimos. Se titula Al pie de la letra y es obra del poeta sevillano Víctor Jiménez.
Se trata de un libro a cuya lectura se debería poner voluntariamente (lo agradecerá) el nuevo ministro de Educación. Y todos los que, como seguramente el ministro, están ajenos a lo que sucede en los institutos y en otros centros de enseñanza. Cubriendo todo un año escolar (cada parte del pequeño volumen se dedica a un trimestre), Jiménez ha ido entretejiendo con sus estupendos poemas la agridulce experiencia de dar clase, la cada vez mayor amargura de esa armada invendible de profesores que naufraga al luchar, en batalla perdida de antemano, contra los elementos. Y contra menudos elementos tienen que luchar: los demagogos y pedagogos a gogó que han trastabillado el sistema y creado ese campo abonado de depresiones, bajas y desastres que son hoy la mayoría de los institutos.
Lo bueno de Al pie de la letra es que no se trata de un panfleto (aunque motivos no le faltan a su autor, como a cualquier docente), sino un libro de poemas líricos que se apoyan en la ironía, en el jugar con el lenguaje, en poner cierta distancia que hace más efectivo aún el mensaje al cabo: la deriva actual de lo que debe ser fundamental para un país, la Educación.
"Parking público", el primer texto, es una página que espeluzna aunque obligue al mismo tiempo a sonreír. Otro, "Filosofía de empresa", declara el entreguismo al que se ha forzado a los profesores de los institutos. Bastan tres versos para clavar la situación: "En estas grandes superficies, / como en todos los grandes almacenes, / el cliente siempre lleva la razón."
Hay también, no se crea, momentos de amor y de piedad en este libro. Numerosas emociones. Y de continuo, motivos de reflexión vestidos con el mejor hacer de la buena poesía.
Publicado por la Isla de Siltolá, Al pie de la letra es un libro imprescindible para entender que no solamente no se debe reducir un céntimo el presupuesto educativo, sino que hay que dar otro rumbo a lo que sucede en las aulas, cosa de la que algunos, con áulico desprecio y en remotos despachos, han demostrado no tener idea o bien tener la peor de las ideas, una broma pesada que hace años estamos pagando.


No hay comentarios: