martes, 10 de enero de 2012

Hemerotecas digitales





No es lo mismo que sostener en las manos un ejemplar de la publicación original, ni siquiera comparable a hojear un facsímil en papel. Pero qué bendición las reproducciones digitales de periódicos y revistas antiguos. Varios diarios señeros han abierto sus hemerotecas históricas, y acudimos a ABC o La Vanguardia a compulsar un dato o a hallar mil nuevos que estaban ocultos y con ganas de saltar a nuestra vista, a nuestra atención. Si a la televisión se la denomina con razón la caja tonta, a esto que hoy brota en las pantallas de los ordenadores podemos en justicia calificarlo como caja de sorpresas. Por ejemplo, la que brinda la hemeroteca de la Biblioteca Nacional de España, que celebra su tricentenario, donde se pueden leer revistas como Caballo verde para la poesía (de 1935 y 1936), que en su primer número da una muestra de un a la sazón inédito Poeta en Nueva York de Federico García Lorca (cuya primera edición ya fue póstuma, en 1940).

No hay comentarios: