sábado, 14 de enero de 2012

Litoral de México


Cuando se desbroza la literatura y la historia española de los años treinta resulta poco menos que imposible no desembarcar en el puerto de Veracruz, en el litoral de México. ¡Tantos escritores y personajes relevantes viajaron en buques como el Sinaia o el Ipanema y por allí dejaron que la Nueva España entrara en ellos!
Sin ir más lejos, Prados y Altolaguirre, quienes fundaron la revista en Málaga en 1926, se asentaron allí tras la guerra. Y en 1944, con Rejano, Moreno Villa y Francisco Giner de los Ríos, dieron nuevo impulso a la publicación y sacaron en la ciudad de México tres números más. Hoy Litoral vuelve a imprimirse desde hace décadas en la "ciudad del Paraíso" de Vicente Aleixandre, y en su número más reciente dirige la mirada al país que acogió y dio asilo durante años a sus creadores.
Como es norma, el número es un magnífico monográfico, en este caso dedicado a la literatura y el arte contemporáneos del gran país cuya inteligencia y sensibilidad creadora se entretejen con las nuestras.
Hay páginas sobre el exilio y sobre sor Juana Inés de la Cruz, sobre la mirada extranjera y los mitos de la mexicanidad. Pero sobre todo, un despliegue gráfico impresionante; pero sobre todo, también, una antología de poemas de Villaurrutia o Pacheco, de Lizalde o Zaid. También una muestra muy necesaria de los más recientes, y extractos de Pitol y Monsiváis y muchos más. Un lujo, un homenaje necesario .



No hay comentarios: