martes, 14 de febrero de 2012

En Villa Ocampo





Voy leyendo El amante uruguayo, de Santiago Roncagliolo, que leía hace unos días Fernando Iwasaki y nos recomendaba en una cena con Jorge Volpi la otra noche. El libro sobre Enrique Amorim es -tiene razón Fernando- un tesoro de noticias curiosas y de estampas de escritores conocidos y oscuros. Anoche, por ejemplo, leía sobre Borges, y aquí dejo una fotografía de una visita hace año y medio a una casa que él conoció bien, la de Victoria Ocampo en San Isidro, a las afueras de Buenos Aires.

(Se me crea o no, estaba escribiendo aquí el nombre de Volpi y alguien lo ha pronunciado en el noticiario de la tele: acaba de ganar el Premio Planeta Casa de América. ¡Enhorabuena, Jorge!)