Leyendo

Leyendo
© Juan María Rodríguez

domingo, 18 de marzo de 2012

Contando los latidos




Prometí a una amiga dejar aquí la traducción de un poema de Robert Graves, recogido en la antología que preparé hace unos años para Pre-Textos. Y aquí está:


CONTANDO LOS LATIDOS

Tú, amor, y yo
(susurra él), tú y yo,
¿y si solamente tú y yo,
qué nos importa a ti o a mí?

Contando los latidos,
contando los lentos latidos del corazón,
el mortal desangrarse del tiempo en lentos latidos del corazón,
despiertos yacen.

Un día sin nubes,
la noche y un día sin nubes;
mas la tormenta enorme estallará sobre sus cabezas un día
desde un cielo amargo.

¿Dónde estaremos
(ella susurra), dónde estaremos
cuando la muerte golpee el hogar, oh dónde estaremos
quienes fuimos tú y yo?

No allí sino aquí
(susurra él), sólo aquí,
como aquí, ahora, estamos juntos aquí,
siempre tú y yo.

Contando los latidos,
contando los lentos latidos del corazón,
el mortal desangrarse del tiempo en lentos latidos del corazón,
despiertos yacen.



(Es un poema sencillo, en el que se da algo que debería ser más frecuente, y que en él se ve sin duda: que en el poema suceda lo que se está diciendo, al modo de la onomatopeya pero de forma más elaborada. Con sus ritornellos, con esas frases que se repiten rítmicamente, con la alternancia de versos cortos y largos, como un morse de la circulación sanguínea, podemos contar los latidos, percibirlos como los amantes que están en la escena)

5 comentarios:

Mita dijo...

Es precioso, muchas gracias!
Besos

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Magnífico poema, y exorcización del tiempo que fluye.
Saludos.

gatoflauta dijo...

Siendo excelente el poema, y no menos su traducción, creo que el comentario, tan escueto como penetrante, todavía los mejora. Enhorabuena, y gracias.

Al norte de los nortes dijo...

No he leído el original, pero bravo, tiene fuerza, vibra, desde algo tan sencillo, magnífico, me ha alegrado la tarde con estos versos tan cálidos. un saludo

Sara dijo...

Magnífico, Antonio, y qué buena lección de traducción en tu comentario. ¡Muchísimas gracias, maestro!