martes, 26 de junio de 2012

Dos versos de Villalón





Yo no sé por qué a este hombre le interesaban las mancias y vaticinios cuando él era capaz de escribir el futuro sin un solo aspaviento mágico o teosófico. Quizá fuera porque el futuro no es muy diferente del presente y el pasado. Hojeo la edición facsimilar de Nueva Revista que ha preparado para Renacimiento Gabriele Morelli, y doy con estos versos del último Fernando Villalón (el número está fechado en febrero de 1930), perfectamente proféticos, visionarios, de lo que está sucediendo ahora mismo:


mientras los poderosos, con sus servilletas pendientes del cuello,
digieren sudor bajo sus corazas de oro...

2 comentarios:

Juan Manuel Macías dijo...

Y qué razón tienes. hay que reivindicar a don Fernando Villalón. Un grande.
Abrazos.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Gracias, Juan Manuel. El Villalón que apuntaba al final de sus días (los del poema al que pertenecen estos versos) es prácticamente un desconocido que bien merece una lectura. Precisamente estos días estoy escribiendo sobre él algo que cuando lo leas te sorprenderá gratamente, espero. Un abrazo.