viernes, 3 de agosto de 2012

No estáis soñando

No, esto es real. Verdad de dos grandes intérpretes de una de las tradiciones musicales más ricas y vivas: la irlandesa. Comentar es casi es obsceno. Solo queda el silencio, el arrobo.




1 comentario:

Myriam dijo...

Pues, silencio y arrobo. Bellísimo, Gracias Antonio.