martes, 11 de septiembre de 2012

El Chacal




Lo entrevistaba este sábado el ABC Cultural, y allí aparecía con su buena blazer y algunas boutades de garrafón, se nota que ostenta desde no hace mucho los derechos de Borges. Decía Wylie, el temido agente literario, que no tiene tiempo para leer en uno de esos cacharros digitales como el Kindle. Precisamente por esa misma razón tendría puesta la tele como se veía en la foto, una pantalla de pocas pulgadas incrustada en un mueble de su despacho de la Quinta Avenida. 
Dos magnitudes me llaman la atención de su fenomenal agencia: una, que el porcentaje que dice llevarse (no en la entrevista, en una carta que recibí un día por otro asunto relacionado con una patrocinada suya) sea entre un 15% y un 20% de las regalías; otra, el gran hueco que hace unos meses dejó en mi estante el catálogo de sus autores representados que me traje de la Feria del Libro de Fráncfort. Creo que se me ha contagiado lo de Borges (las boutades, quiero decir): donde estaba el catálogo de Wylie ahora tengo, casi entera, la Enciclopedia Britannica

2 comentarios:

VD dijo...

Parece un señor con el que se puede hablar de libros y no sólo de porcentajes, cifras y cuentas bancarias. He de reconocer que después de leer la entrevista ha cambiado totalmente la imagen que tenía de él.

Cambiando de tercio, he estado curioseando y me he enterado de que ha traducido el Biothanatos. Lo intenté con el original cuando estaba en la carrera y fui incapaz. No sabe la alegría que me acaba de dar. Y hablando de Borges, pues me acabo de enterar asimismo que era fanático de la obra. No se le escapaba una. Y de ésta sí que no habla Papini por ningún lado.

Saludos.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Sí, Wylie dice cosas interesantes, aunque no sé hasta qué punto será una pose. Lo de Tucídides me encantó.
En cuanto al Biathanatos, fue un encargo para el que me hubiera gustado disponer de más tiempo. La edición cuenta con un ensayo de Thomas de Quincey (otra vez hemos topado con Borges, que se entusiasmó por el texto de Donne gracias a él).
Saludos desde Sevilla.