miércoles, 28 de noviembre de 2012

Presentación de José Manuel Velázquez




Del Languedoc, donde ahora vive, me llega el primer libro publicado de José Manuel Velázquez (Sevilla, 1973), Cara lírica. Aquí el hasta ahora desconocido despliega unas excelentes dotes, casi siempre en el formato del soneto y la versificación clásica, pero con un desenfado que lo acerca al lector de hoy.
Me ha hecho gracia, por ejemplo, el poema satírico que dedica a la librería en la que trabajó un tiempo, conocida localmente y en el mundillo editorial de España entera por la mezquindad de quien la dirigía (hoy, la cadena está en otras manos, tras hacer el matrimonio propietario toda clase de maniobras para endilgársela a algún incauto, a quien hay que desearle lo mejor). Pero donde más claramente brilla Velázquez es en poemas como este, donde el amor no está reñido con el humor:


REBAJAS EN LA SECCIÓN DE SOMBREROS
DE GALERÍAS LAFAYETTE

No has dejado sombrero en Lafayette
sin la horma de tu alta fantasía.
Yo miraba el reloj mientras el día
se eternizaba en ese saca y mete
la cabeza en la boina, en el birrete
o en la pamela ¡y cómo confundía
al pobre espejo que me seducía
tu talento adornado -tu copete-!

Árbol de la impaciencia alcé las ramas,
que tu vehemencia resumió en percheros,
y a buen recaudo de seiscientas damas
colgaste de mis manos seis sombreros.
Y ajena te arrojaste ¡y en qué estado!
sobre un bombín ruin y rebajado.