lunes, 24 de diciembre de 2012

La Madre de Dios, por W. B. Yeats



La Virgen con el Niño, en el Libro de Kells


El triple horror del amor; un destello
que cae en la cavidad de un oído;
alas que baten por la habitación;
el terror de todos los terrores,
que llevaba el Cielo en mi vientre.

¿No me conformaba con las cosas
que una mujer corriente conoce,
rincón junto a la lumbre, paseos por el jardín
o cisterna de roca, en que hacemos la colada
y nos contamos los chismes?

¿Qué es esta carne que pagué con dolores,
esta estrella caída que sostiene mi leche,
este amor que hace que se me pare la sangre
o me hiela de repente los huesos
y me eriza el cabello?

(De La escalera de caracol y otros poemas, 1933, recogido en mi edición de la Poesía reunida de William Butler Yeats, Pre-Textos, 2010)

2 comentarios:

Jesús Cotta Lobato dijo...

Andaba yo en busca de poemas de grandes poetas sobre la Virgen. Este es precioso. Feliz Navidad, amigo.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Pues encantado de haberte servido de algo, Jesús. ¡Feliz Navidad!