domingo, 16 de diciembre de 2012

Sombrero de copa



Aunque no somos parientes, nada me importaría tener un tío tan culto y predispuesto al humor inteligente como él, Manuel Rodríguez Rivero, el avizorador de novedades y tendencias librescas, quien mejor toma el pulso al mundo editorial en los suplementos literarios de España. Sábado tras sábado, su página en Babelia es lo primero que busco al abrir el periódico, y rara vez me defrauda (a decir verdad, nunca).  Me acordé mucho de él (y no era sábado) cuando halle unos versos de Zbigniew Herbert en su poesía completa (Lumen, traducción de Xaverio Ballester) que tocan una presencia recurrente en sus artículos, una de sus devociones, en la que no coincido (uno es más de single malts, que me salen muy baratos porque soy prácticamente abstemio en lo que a bebidas espirituosas se refiere). En "Abandonado", de Herbert, este trago con el que brindo por él, en agradecimiento por tantas buenas horas de lectura (sumadas a lo largo de los años):

botellas con un líquido amarillento
y una etiqueta simbólica

            -Johnnie
            levantando su sombrero de copa
            se aleja raudo hacia Occidente.

¡Salud!

No hay comentarios: