lunes, 25 de febrero de 2013

Bécquer en inglés



Con motivo de un homenaje a Bécquer que se va a celebrar en su ciudad natal, Sevilla, he descubierto estos días la traducción de su poesía al inglés debida a Jules Renard y publicada en Boston en 1908. ¿Se tratará, quien vierte las rimas, del conocido escritor francés? Si es así, demuestra un magnífico dominio de la lengua inglesa que se hace insólita en quien, que yo sepa (y sé poco), no dejó nada escrito en ese idioma. ¿Se tratará por el contrario de un norteamericano de origen francés, que comparte con el autor de Pelo de zanahoria nombre y apellido? Queda así el misterio sobre la autoría de la traducción, quizá apéndice oscuro de alguna de las leyendas de Bécquer. Y aquí la famosa rima que comienza: "Volverán las oscuras golondrinas". 


LIII

The dusky swallows will return again
To build their nests upon your balcony,
Flutter their pinions at your window-pane
And, seeking entrance, greet you playfully.

But, those same birds, who used to pause in flight
To marvel at your beauty and to yearn
For bliss like mine; who knew our names and sight
Those birds, alas, will not again return.

The swelling honey-suckles once more will
Ascend the trellis of your garden-wall;
Again, at even-tide, their flowers will fill
The air with fragrance, sweet and mystical.

But those, o’erladen with nocturnal dew,
Whose drops we saw to glisten, tremble, fall, —
Like day-light tears, — these neither I nor you
Will ever be enabled to recall.

Within your ears, the ardent tones of love
Will sound again; perchance, your heart will leap
In glad response and that the charm may prove
A sweet awakening from protracted sleep.

But, — mute, absorbed, and kneeling, — as we see
The pious worshipper his God adore, —
— As I have loved you once! — Nay, credit me.
No one will ever love you any more!

3 comentarios:

J.L. Ordóñez dijo...

Extraño esto de leer a Bécquer en inglés... casi tanto como escuchar a John Wayne con acento de Valladolid. Todo es cuestión de acostumbrarse. O no.

José Miguel Ridao dijo...

Me ha picado la curiosidad y trasteando mucho he descubierto, en un añejo artículo publicado en América bajo el título "Boston Gossip of latest Books", que el traductor es un tal "Mr. Jules Renard of Seattle, Washington". Aquí tienes el enlace:

http://query.nytimes.com/mem/archive-free/pdf?res=F00916F83D5517738DDDA90A94DE405B888CF1D3

Un abrazo.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

¡Muchas gracias, José Miguel!