lunes, 11 de febrero de 2013

En una Irlanda sin patatas



Si ayer me indignaba por lo que considero un descalabro para los traductores de obras literarias, hoy, y por la parte que más me toca, recibo un bálsamo que apacigua mi malestar e incluso temporalmente lo borra. En otros periódicos se reseña con inteligencia y citando varias veces al traductor (¡aunque sea bien y yo sea ese traductor!) la novela póstuma de Flann O'Brien, La saga del sagú de Slattery. La generosa reseña la firma Charo Ramos, y los periódicos son Diario de Sevilla y otras cabeceras andaluzas Se puede leer aquí la excelente invitación al disfrute del libro.

No hay comentarios: