domingo, 17 de febrero de 2013

Las identidades



Se mantiene ya desde hace semanas en la lista de más vendidos, en este caso porque lo merece, no como sucede con tantas obras de prosa (por decir algo), el más reciente libro de Felipe Benítez Reyes. Las identidades es además rara avis en nuestro panorama editorial porque a los dos meses de la publicación del libro en la lujosa, aunque no cara, colección "Palabra de honor" de Visor ya ha aparecido en rústica. Ese paso del hardback al paperback es algo que sucede en el mercado anglosajón, pero solo con los mejores. Así llegan por ejemplo los grandes lanzamientos de poesía (perdón por el oxímoron) de Faber & Faber, catálogo que dirigió  T. S. Eliot (no lo cito en vano, pues quizá sea FBR quien mejor lo ha leído entre nosotros).
Las identidades es un libro extenso dividido en tres partes, y escoger algunos poemas dirá más de nuestras predilecciones que de la calidad, siempre muy alta. Me han gustado particularmente el homenaje a Pound y contra la guerra, el de las habitaciones de un hotel en Japón, la pessoana visita a Lisboa con ese final tan nada libresco, los versos sobre las fuentes...
Hay poetas en los que se desborda el sentimiento y otros en los que prima la inteligencia, pero tanto que esta se vuelve árida. Felipe Benítez Reyes ha hallado la encrucijada donde coincide la emoción y el talento. En sus dos ediciones, este libro es buena prueba de ello.