miércoles, 13 de febrero de 2013

Robarse a uno mismo



Nadie en su sano juicio quiere estar cuerdo.

                                   ***

Certera errata: acostumbrados a sostener tantas pintas, mis dedos al correr por el teclado siempre escriben Sligo en lugar de siglo.

                                  ***

Se publica que el extesorero de ese partido cenó anoche en un restaurante francés de lujo, con champán y señoras con abrigos de pieles. A algunos no les pidáis filosófica Weltanschauung ni siquiera, en romance, visión del mundo: solo tienen -y a la pieles me remito- "cosmovisón".

                                 ***

A los encuentros de poetas no se va a leer poesía, sino a escribirla.

                                 ***

La noticia del día no la ha dado el telediario: hoy he visto las primeras yemas en la buganvilla.

                                 ***

¿Qué es la vida sino una prolija escritura de nuestra necrológica?


(Las anteriores frases vagamente aforísticas las publiqué en mi muro de Facebook y ahora las robo de allí, no sé muy bien por qué, quizá en la creencia de que algo valen, aun siendo poco, y en la certeza de que prefiero este ámbito menos fugitivo, urgente, narcisista)

No hay comentarios: