viernes, 1 de marzo de 2013

"El árbol", de Ezra Pound


Ezra Pound fotografiado por Man Ray


Me quedé quieto y fui un árbol del bosque,
y supe la verdad de cosas jamás vistas,
de Dafne y de la rama de laurel,
y de la anciana pareja que agasajó a los dioses
y, olmo y roble, creció en medio del páramo.
Solo cuando rogaron a los dioses
que tuvieran la merced, y los llevaron
junto al fuego de su entrañable hogar
pudieron obrar estos el prodigio;
aun así he sido un árbol en el bosque
y muchas cosas nuevas he entendido
que antes pareciéronme locura.


(Mi versión de este poema de A Lume Spento se recoge, como otro que traje aquí hace pocos días, en la Antología poética de E. P. que publicó la Universidad de Sevilla en 1991)

No hay comentarios: