martes, 5 de marzo de 2013

El hombre hace, la mujer es





Atentamente a la luz de la lámpara
examiné la palma de tu mano,
su línea del corazón idéntica a la de la vida;
y tú examinaste mi ceño aprobador.

Extendí mis cartas boca arriba en la mesa, 
sin retarte a que enseñaras las tuyas.
El hombre hace, pero la mujer es:
¿puede un jugador discutir con su suerte?



Robert Graves, traducción de A.R.T. en Poemas, Editorial Pre-Textos, 2005.