domingo, 12 de mayo de 2013

Paraíso



De Dante a Milton o el Pound final de las notas para el Canto CXX (I have tried to write Paradise...), el Paraíso ha tenido siempre comercio con la mejor poesía. Hoy lo prueba una vez más este ejemplar de la revista jiennense que, número 8, tengo entre las manos. Me gusta Paraíso, su diseño, su contenido, lo que reúne bajo la dirección, yo creo que muy acertada, de Juan Carlos Abril.
La poesía tiene mucho que ver con la estructura, con la ordenación de los números (los versos), con los acentos. Paraíso se despliega en secciones definidas: la de apertura, "Tres morillas", que incluye las claves que Alí Chumacero dio sobre su gran "Responso del peregrino"; "Poesías completas" (recensiones de eso precisamente, las poesías reunidas de diversos autores); algún ensayo bajo el epígrafe "Bonus Track" (aquí, "Breve introducción a la poesía rumana"); una muestra de obra en marcha de poetas (en este número la sección adopta el título de "No te echará de mi pecho"); la tributaria "Paraíso perdido", con versos de poetas recientemente fallecidos (Gonzalo Rojas, Tomás Segovia y Nicanor Vélez); y, como postre, "Los alimentos", una veintena larga de reseñas de publicaciones poéticas.
Entre muchos otros colaboradores, este número de la revista que coeditan la Diputación y la Universidad de Jaén (qué gusto que haya uniones tan fructíferas), figuran Pablo García Baena, Homero Aridjis, Carlos Alcorta, Juan Carlos Sierra, Josep M. Rodríguez. Pero son muchos más: los anteriores son solo un puñado de ellos. La edición se enriquece con ilustraciones de Ginés Liébana en cubierta, contra e interior. 


No hay comentarios: