lunes, 15 de julio de 2013

Whitman



Durante las pasadas semanas he dedicado un buen tiempo a Walt Whitman, esa torrentera llena de espuma que le desciende por el pecho. Antes de que acabe el año aparecerá publicada una selección de su Song of Myself que, la verdad, no me ha sido fácil traducir porque en el verso libre y el versículo que él emplea uno se puede permitir menos licencias que cuando se da una prosodia más rígida, y porque hay que atinar con el ritmo, menos explícito que cuando un poeta compone en pentámetros yámbicos, por ejemplo, pero existente y que hay que mantener. León Felipe publicó versiones libres de esta sección de Leaves of Grass, y también se midió con ella Borges. En Pido la paz y la palabra, Blas de Otero escribió, admirativo:

Amo a Walt Whitman por su barba enorme
y por su hermoso verso dilatado.
Estoy de acuerdo con su voz, conforme
con su gran corazón desparramado.

2 comentarios:

zUmO dE pOeSíA (emilia, aitor y cía.) dijo...

Hay mogollón de poemas dedicados a Walt Whitman. Está el muy conocido de Lorca (Oda a WW), pero también tiene poemas dedicados por Le´´on Felipe y por Rub´´en Dar´´io, éstos menos conocidos. Me parece que el teclado se ha vuelto locatis y no pone bien los acentos.

Saludos desde Granada (España).

Sara dijo...

¡Qué suerte, Antonio, traducir a Whitman! No me extraña que el trabajo no haya sido fácil, pero seguro que lleno de satisfacciones. Espero su publicación - me hace ilusión leerla. Feliz verano literario.