domingo, 1 de septiembre de 2013

John Ford, cada día más joven




Hace cuarenta años que se licenció y abandonó su fuerte en las praderas del cine para marchar al camino de la verdad, el slí na fhírinne de sus antepasados gaélicos. John Ford murió para el Registro Civil el 31 de agosto de 1973. Qué tontería, porque sigue vivo. Sobre él, sobre su mundo, compuse este poema hace ya bastantes años:


                                       JACK

                                                                      Para Eduardo Jordá


The Rising of the Moon, La Diligencia,
Pasión de los fuertes, El último hurra,
El hombre que mató a Liberty Valance,
La Osa y las estrellas, Seán O’Feeney.

Centauros del desierto, El delator,
Maureen O’Hara, Duke, Victor McLaglen,
La legión invencible, Fort Apache,
la muerte junto al Río Grande o el Liffey.

El hombre tranquilo, Misión de audaces,
los pastos de Sligo y Monument Valley,
las balas y el honor, las galopadas,
sangre, sangre y sudor, pólvora y whiskey.

No hay comentarios: