domingo, 29 de septiembre de 2013

Veintiuno



Es el siglo en que malvivimos, aún con números romanos cuando escribimos en español (XXI, aunque no sé por cuánto tiempo), pero también el número alcanzado, este de septiembre de 2013, por la excelente revista sobre el mundo del libro, Trama & Texturas. No es una gacetilla de novedades sino un volumen de hondas reflexiones y panorámicas, muy al día pero también con visiones atemporales.
     En la contracubierta se anuncia un libro publicado por la misma editorial que saca la revista: En los dominios de Amazon. Relato de un infiltrado, de Jean-Baptiste Malet. No se corta Malet, quien trabajó en un almacén de la compañía ominipresente y parece que no la halló muy a su sabor. No sé nada de Malet, pero lo que dice es algo que ya hemos leído en otras partes acerca de la compañía del señor Bezos: "Los internautas que hacen clic en la página web de Amazon para comprar libros, pero también recambios para el coche o ropa interior, deben saber que detrás de las pantallas de sus ordenadores hay miles de trabajadores sometidos a ritmos de rabajo insostenibles en un ambiente casi carcelario." 
     Lo más curioso es que, además de decenas de ediciones de los libros de Dickens en que se refleja la explotación cosificadora de la Revolución Industrial, Amazon, adalid de esta otra torna, la Revolución Digital de nuestro tiempo, vende el libro de Malet. Aquí la ficha del "producto". A lo mejor, si lo adquieren allí y lo leen, tal vez se arrepientan de no haberlo comprado en una librería.

No hay comentarios: