lunes, 11 de noviembre de 2013

Cesar



Esa fijación de los poetas argentinos o de Asturias, como sintiéndose -Keats en Roma, las flores creciendo sobre él- póstumos en vida, y llevándola a las notas autobiográficas, tornadas por el tiempo verbal en automuribundia. "Publicó más de veinticino libros de poesía", "participó en congresos, lecturas públicas y talleres", "recibió el premio" tal. En vez de "ha publicado", "ha participado", "ha recibido". Y todo mientras están aún vivos. Tal que si robaran a la muerte su botín, no dejándole nada que llevarse.

No hay comentarios: