lunes, 25 de noviembre de 2013

Gratitud





No lo diré en términos económicos –saldar una deuda– porque nada más alejado, pero hace poco pude al fin, y no dejé pasar la oportunidad, agradecer en persona a Clara Janés aquella antología suya de Juan Eduardo Cirlot que me descubrió a uno de mis poetas de cabecera. Anoche volví a leer "Susan Lenox". Indescriptible, Cirlot. Desde qué fríos escribía, con qué fuego.

2 comentarios:

un seudónimo cualquiera dijo...

Asombrosamente, esa antología, que yo también tengo y fue para mí igualmente todo un descubrimiento, está agotada hace años y no se reedita. La política de las editoriales es a veces más inescrutable aún que los célebres "caminos del Señor".

Rafael dijo...

Cirlot es el autor de uno de los versos más bellos y profundos de la literatura española:

“sólo lo que es eterno está en la vida”.