domingo, 8 de diciembre de 2013

No existe la poesía




No, al menos, para uno de los principales suplementos de España, el ABC Cultural. Hace meses que ha quedado vacante la plaza de crítico de poesía española (tampoco es que se echen mucho de menos las febles reseñas de aquel), y los responsables del suplemento o de la empresa editora parecen haber querido amortizar el puesto. Solo muy esporádicamente Jaimes Siles sigue publicando algún comentario, pero sobre libros escritos en otras lenguas; una excepción fue la recensión de un poemario de Natalia Litvinova, que a pesar de su nombre es argentina y escribe en español, su lengua de adopción (quizá por ello pudiera Siles "colar" su texto). 
     Qué tiene el ABC Cultural contra la poesía, y en particular contra ese árbol tan frondoso de la que se escribe en nuestro idioma, no lo sabemos. Y como se trata de una empresa privada, la elección de contenidos es cosa suya, faltaría más. Pero resulta ilustrativo del orden de prioridades de esa casa. Y, bíblicamente pero de forma perversa, de que la poesía, la primera forma de literatura, y aún mucho más que eso, es ahora el último mono, la apestada, la expulsada extramuros de la ciudad. 

No hay comentarios: