jueves, 19 de diciembre de 2013

Otero sobre la Generación




Justo ahora que el calendario ha marcado un aniversario más de los actos de homenaje a Góngora considerados como el inicio de la Generación del 27, ha dado la casualidad de que he leído -confieso no haberlo hecho antes- el poema que Blas de Otero dedicó en Hojas de Madrid con La Galerna a aquellos poetas, estuvieran o no en el salón de actos de la Sociedad Económica de Amigos del País (arriba en la foto) durante las veladas. En otras páginas suyas rinde tributo a varios de los miembros de la Generación, e incluso recuerda haber visto en Bilbao, antes de la guerra, a García Lorca con Margarita Xirgú. El poema que leí anoche por primera vez es este:

FERMOSA COBERTURA

La palabra.
Ceñida al labio, profundizando
el contenido.
Góngora se garbea en Sevilla.
Rachas de surrealismo.
Federico celebra sus bodas de sangre
acribilladas en Víznar.
Jorge, hermosura vital.
Salinas da la razón
al amor.
Vicente, largo y profundo como el Nilo.
Gerardo, alondra de verdad
Rafael baja a la calle arrastrado
arrastrando al pueblo.
Dámaso, hijo de la ira.
Cernuda dice melancólicamente
"un día, tú ya libre
de la mentira de ellos,
me buscarás: entonces
¿qué ha de decir un muerto?"
Manolo destrozado en un choque de coche.
Emilio, comunista y místico.

Maestros, 
vuestra palabra perdure
a través de los años españoles.

No hay comentarios: