miércoles, 8 de enero de 2014

De "El árbol de la vida"




ES el viento en las hayas de mi mente,
el viento en los abetos sin palabras,
el viento que arrebata en su caída
las gotas de la lluvia, el cielo oscuro.
Una isla en el cielo, el sol emerge.
Alumbra los cortados de granito,
las piedras que conforman la tristeza,
el puente antiguo al filo de los montes,
la silla de montar sobre las aguas.
La silla de montar sobre la yegua
de ojos verdecidos que galopa
con brida y con bocado de ventisca.
Es el viento en las hayas de mi mente,
el viento en mis palabras sin abetos.

(El árbol de la vida, col. Puerta del Mar, Diputación de Málaga, 2004)

No hay comentarios: