domingo, 5 de enero de 2014

Los Reyes Magos, por Yeats

La adoración de los Magos, Paolo Uccello

Las cabalgatas recorrerán esta tarde pueblos y ciudades, camino de la Epifanía. Oscuro, esotérico, inquietante, William Butler Yeats incluyó este poema en su libro Responsabilidades, publicado justamente hace cien años:

LOS REYES MAGOS

Ahora, como siempre, los veo imaginándolos
con vivas sayas tiesas, pálidos e insatisfechos,
en un visto y no visto en el azul del cielo,
con sus antiguos rostros cual piedras en la lluvia,
y sus yelmos de plata, uno al lado del otro, 
y sus ojos muy fijos, esperando de nuevo
hallar -insatisfechos del turbulento Gólgota-
el misterio indomable sobre el suelo bestial.

(La traducción es la que hice para la Poesía reunida de Yeats, Pre-Textos, 2010)


1 comentario:

José María JURADO dijo...

Yeats, Eliot, Cernuda, ¿Melchor? ¿Gaspar? ¿Baltasar? ¡Qué tendrán estos Magos!