martes, 11 de febrero de 2014

Negro sobre blanco, las erratas




En la corrección de una novela, las erratas son los peones de los errores. Si solo se fija uno en ellos, actúan como camuflaje de esos alfiles o caballos (cuando no la misma reina) que no ves venir: las inconsistencias y debilidades que pueden dar el jaque mate en la narración.

No hay comentarios: