martes, 18 de marzo de 2014

Anotaciones sueltas



Cómo lo que nos extasía nos engaña. Qué cerca están, casi la misma cosa, el embeleso y el embeleco.

*    *    *

Si estará primaveral -veraniega casi- la tarde en Sevilla, que el té que me traído a la terraza lejos de enfriarse está cada vez más caliente.

*    *     *

Los brotes verdes, los signos de recuparación, el final del túnel: esos sintagmas que hemos oído tan a menudo en boca de los políticos durante los últimos años. Ese supuesto tránsito del gran descalabro económico a la bonanza macroeconómica en ciernes me recuerdan a dos títulos desechados por Manuel y Antonio Machado para una de sus obras de teatro, La prima Fernanda, estrenada al poco de proclamarse la República (justo en aquel abril de 1931): Crisis total y Aquí no ha pasado nada. Pero de comedia nada, que ha sido una gran tragedia para tantos.



No hay comentarios: