miércoles, 14 de mayo de 2014

Mixtificaciones




A raíz del reciente libro de Elena Medel Chatterton, he recordado las mixtificaciones del poeta inglés, y también las de la poesía osiánica de Macpherson.  Esto del engaño, lo apócrifo, lo cultivé de manera torpe en mi época de estudiante. Recuerdo que un día mostré en la cafetería de Filología a algunos compañeros un supuesto poema de Vicente Aleixandre. Como si no se lo hubiera endosado al poeta de la calle Velintonia, mis condiscípulos, con muy buen criterio (debían de ser muy malos mis versos, por otra parte) no se tragaron la engañifa. Es algo bastante habitual, por otra parte. Blas de Otero contó lo siguiente a Eliseo Bayo en 1968: "Pensaba estudiar Letras, pero un hermano mío que murió a los dieciséis años había iniciado ya Derecho. En el examen escrito de Reválida -la hice en el Instituto Cisneros- me indicaron que escribiera un tema sobre Fernando de Herrera. Al transcribir uno de sus poemas, lo sustituí por la elegía que yo había compuesto en recuerdo de mi hermano y, ¡asombrosa prueba de la cultura de aquel profesorado!, el dómine me felicitó por mi singular memoria y conocimiento de la obra de "el Divino"."

No hay comentarios: