martes, 8 de julio de 2014

El poder de la palabra





Escribo Atlántico,
y hay
que achicar el agua en el poema.

Sobre esta eñe vuela una gaviota;
un pez muerto es un pecio.

Digo tempestad, y las sílabas
se enredan en el viento y
revienel seto endan y se en

No hay comentarios: