lunes, 15 de septiembre de 2014

Manuel Serrat Crespo


Muchas veces, al ojear un libro o hallar su ficha bibliográfica en una reseña, aparecía su nombre como traductor: Manuel Serrat Crespo. Ahora que hace dos semanas que murió, me parece justo recordarlo. No solo firmó traducciones, también fue autor de obra original, pero es en la primera faceta como lo recuerda esta estupenda entrevista de la que destacaría esa frase de que una buena obra de un autor extranjero siempre se publica subvencionada con el sudor e incluso las lágrimas de su traductor.



Uno de los libros traducidos por Serrat Crespo