sábado, 27 de septiembre de 2014

Otoño



Para llevarme la contraria, y muy bien que hace, ayer el día amaneció espléndido. Pero de días así también está hecha la estación, como el último párrafo apunta. La columna de ayer, aquí.