domingo, 28 de septiembre de 2014

Unamuno y Yeats





En un estupendo artículo publicado ayer en ABC Cultural, Jon Juaristi ponía en relación a su paisano vascongado Unamuno con autores célticos como Renan o Yeats. Y decía que el autor de Niebla y el nebuloso Yeats "hablaban y escribían en sendas lenguas de imperios", para añadir: "El vascuence y el gaélico eran para ellos, que los conocían y podían chapurrearlos, idiomas tan impracticables para sus respectivas literaturas como lo fue el yiddish para Kafka."
      Juaristi ha sido muy generoso con Yeats. A este, antes de que acabara el siglo XIX, el futuro revolucionario irlandés Patrick Pearse lo acusaba -con razón- de no saber irlandés desde las páginas de An Claidheamh Soluis, portavoz de la Liga Gaélica. Luego, en los cuarenta años siguientes, tampoco aprendería el idioma. Lo confesó el mismo Yeats nada menos que ante un juez cuando tuvo que dar testimonio sobre alguien que, a raíz de las disputas ocasionadas por un montaje dramático que no gustó a los más nacionalistas, lo increpó. El tipo se dirigió a él en irlandés, y su señoría quiso saber si eran palabras de saludo o, por el contrario, hostiles. La respuesta de Yeats no ofrece dudas: "I am sorry to say, I understand no Irish". Lamento decir que no sé nada de irlandés. La declaración fue recogida por el Evening Telegraph el 30 de enero de 1907, y se hace eco de ella Roy Foster en el primer tomo de su monumental biografía del Nobel.
      Cierto que Yeats trató temas de la antigua literatura gaélica, y que una y otra vez empleó figuras del mítico ciclo del Ulster para sus poemas y obras de teatro: un caso típico hasta el final de sus días fue el del héroe Cú Chulainn (que él escribía Cuchulain). Pero siempre se sirvió de traducciones ajenas, entre las cuales tuvo un papel principalísimo esa obra de su amiga y benefactora, Lady Gregory, que Yeats prologó: Cuchulain de Muirtheimne. La nada fácil lengua irlandesa, con sus arduas pronunciación y ortografía, no sería fácilmente asimilable por Yeats, alguien que tuvo problemas para aprender a leer y escribir la lengua en la que fue educado: el inglés.

2 comentarios:

jon juaristi dijo...

Gracias por la aclaración, Antonio.

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Al contrario, soy yo quien está agradecido: disfruté mucho leyendo el artículo, tan erudito como ameno.