lunes, 20 de octubre de 2014

Anáfora



Tras un momento en que se vaticinaba su desaparición, las revistas literarias en papel se levantan del suelo, se enderezan, sacan pecho, muestran desafiantemente los puños. Ahora acaba de salir el segundo número de la gijonesa Anáfora, coordinada por Cristian David López y Pablo Núñez, y con la complicidad de ese aglutinante de jóvenes creadores asturianos que es José Luis García Martín. Con secciones de poesía, traducción, prosa, entrevista y lecturas, es mucho y bueno lo que ofrece en sus cuarenta y ocho páginas. 
     Los versos son, entre otros, de José Luis Piquero, Olga Bernad, Marcos Tramón o Jesús Beades. Y los acompañan muy hermosos, en traducción de Ángel Alonso, del portugués A. M Pires Cabral. La revista la abre Juan Bonilla con el espléndido "Los poetas malditos", que si no me equivoco es adelanto de su libro Hecho en falta, que, vericuetos de la distribución, aún no se ha visto en las librerías del sur de España, desde donde escribo (la razón es que la editorial Visor distribuye en Madrid y otras provincias a través de su empresa hermana Antonio Machado Libros, y que para el resto del país lo hace Les Punxes, desde Cataluña, con lo que en idas y venidas, y dilaciones administrativo-logísticas, los libros salen a los caminos, como don Quijote hacia la venta, al menos con dos semanas de diferencia).
     Por lo que respecta a Anáfora, publicada por la editorial Impronta, se puede obtener a través de este enlace.

No hay comentarios: