jueves, 16 de octubre de 2014

La mano azul



Alen Ginsberg en Benarés


La editorial Fórcola ha publicado un libro que no debe pasar desapercibido a los lectores de la prosa y la poesía de la generación Beat, aquel latido de una juventud cuyo corazón atendía a las excitaciones acelerantes del alcohol y las drogas, de la promiscuidad sin trabas, aquella época en que los occidentales desnortados no miraban al Sur, sino al Este. Un Este teñido de prestigio filosófico y primordial: Oriente. Quizá como reacción a esos devaneos escribí una vez estos versos, que eran también una revuelta contra el mundo moderno, en el que para mí estaban incluidos los Beat:

No te vuelvas a Oriente.
Si es llegada la hora,
el sol de lo que buscas 
estará sobre ti.

    Pero Ginsberg y compañía no tuvieron esa paciencia, y algunos de aquel grupo peregrinaron a la India. Por allí andaba la enigmática -qué nombre tan significativo- Hope Savage, algo así como Esperanza Salvaje. Solo este personaje, que parece de ficción, ya justificaría todo un libro.
     A modo de pesquisa, con saltos en el tiempo y el espacio, Deborah Baker, la autora de La mano azul. La generación Beat en la India, ha montado una obra que es a la vez narración y estudio y que se sigue como una novela de aventuras. Lo ha prologado Jordi Doce, y no exagera cuando lo califica de fascinante. Baker, que ya había escrito sobre otra "rara", Laura Riding, conoce igualmente bien la literatura de la Beat Generation y la India. En este libro ha manejado una enorme información, pero narra sin ninguno de los tics académicos.

No hay comentarios: