jueves, 27 de noviembre de 2014

De la vida literaria


Sí, muy bien: te ha puesto unas letras, acusándote recibo, ese escritor admirado. Ahora, por favor, no vayas a confundir la amabilidad ajena con el genio propio.