martes, 11 de noviembre de 2014

Tarea ímproba





C. K. Scott Moncrieff


Un tipo peculiar, sin duda, pero no algo insólito en el mundo intelectual británico, donde la erudición y el trabajo duro suelen verse coronados por logros inimaginables. Se acaba de publicar una biografía suya, y el primer traductor de Proust al inglés, C. K. Scott Moncrieff, asoma en ella como un traductor titánico, que además tuvo notables aciertos, como verter el título À la recherche tu temps perdu como Remembrance of Things Past, que es un eco del soneto XXX de Shakespeare. 
     Pero no solo tradujo del francés. En cierta ocasión, Moncrieff le dijo a Vyvyan Holland, el segundo hijo de Oscar Wilde: "Voy a traducir las obras completas de Pirandello, en doscientos dieciocho volúmenes; será muy difícil, puesto que no tengo ni idea de italiano."