sábado, 7 de febrero de 2015

Muñecas rusas en Hollywood



Francis Ford con Grace Cunard en The Broken Coin (1915), 
al año siguiente de la llegada de John Ford a Hollywood


Estoy escribiendo algo sobre John Ford, y podría estar contando anécdotas de él hasta que nos cierren el pub. Así que pondré punto en boca y me limitaré a una sola de su etapa muda, recogida por Tag Gallagher en John Ford. El hombre y su cine. Son palabras de su hermano mayor Francis, con el que aprendió tanto del oficio en Hollywood. Evoca Francis a aquel mozalbete, llamado Jack por todos:

Como utillero "apestaba", como ayudante de director era incluso peor y como actor... ¡bueno, menudo armario! Cuando le pedía que colocara  una silla en un rincón para rodar una escena, Jack se giraba y decía. "Joe, coge una silla y ponla en el rincón"; Joe se daba la vuelta y gritaba: "Dutch, coge una silla y ponla en el rincón"; Dutch se giraba y chillaba: "Jake, coge una silla y..."


(Tag Gallagher, John Ford. El hombre y su cine, Akal, 2009. Trad. de Francisco López Martín con la colaboración de Juan Gorostidi Munguía).