viernes, 3 de abril de 2015

Historias fingidas y verdaderas




"Rivero Taravillo ha escrito una novela veraz, caracterizada por la combinación del rigor histórico con la voluntad de estilo. Su sensibilidad documental y su propensión a los hechos le facilitan el empleo de los mecanismos de la no ficción: el reportaje periodístico, la historia, la polémica filosófica y los ensayos críticos. De hecho, la narradora aparece escribiendo la historia de su padre; es decir, componiendo una narración histórica, una historia verdadera, con las vicisitudes que afectaron a muchos a raíz de la Guerra Civil Española, por la que su padre transita como figura principal. Su intención fabuladora y su agilidad narrativa le permiten conseguir una rara alianza entre el material de los hechos y la retórica de la ficción: escenarios repletos de color, rasgos psicológicos de los personajes, capacidad de evocación dramática y diálogos vivaces. Resulta particularmente eficaz el recurso metaliterario empleado en la tercera parte, lo que imprime mayor veracidad si cabe al relato de los hechos."


Perdón por el largo párrafo de la cita anterior. Corresponde, entre otros igualmente elogiosos y que agradezco, a la extensa crítica que de Los huesos olvidados ha publicado Manuel Neila en el número 113-114 de la revista Turia.

2 comentarios:

Álvaro Valverde dijo...

Me alegro, Antonio. Mi lectura sigue pendiente. Un abrazo, Álvaro

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Muchas gracias, Álvaro, por tu amabilidad. Dentro de poco irán también para allá los poemas que saco este mes en la col. Calle del Aire de Renacimiento. Un abrazo.