domingo, 21 de junio de 2015

Hilo filial



Fijaos bien
en lo que os digo:
un padre muere
no cuando se va él,
sino su hijo.

2 comentarios:

SUSANA BENET dijo...

Tremenda realidad, impactante poema. Feliz verano,

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Muchas gracias, Susana. Para ti también.