miércoles, 23 de septiembre de 2015

Un libro con erratas


Lees un libro que no es que contenga erratas: es que su autor no debió de corregir pruebas. Y te sientes como si este te abriera la puerta de su casa en pijama, sin afeitar, con halitosis.