martes, 27 de octubre de 2015

De nuevo Ítaca




Nórdica, que es editorial que a pesar de su nombre septentrional atiende también a otras latitudes (de hecho, tiene una colección que se llama así, "Otras Latitudes") acaba de poner a la venta una edición ilustrada del que quizá sea el poema más conocido de Cavafis. La ilustra Federico Delicado, y se beneficia del documentado prólogo y exquisita traducción de Vicente Fernández González, que atiende por igual a la filología y al ritmo del verso, cosas que no siempre vienen de la mano en otros libros.
Como en los cuentos de Dublineses, de Joyce, el lector y gozador de las ilustraciones verá que estas siguen un orden, un progreso que en este caso es gradual viaje, retroceso hacia el origen, de la vejez a la infancia. Nada más atinado  como correlato del viaje que representa "Ítaca". Como contrapunto del texto de la traducción, que no llega a las cuarenta olas alejandrinas, endecasílabas, eneasílabas, el reflejo de estas, azules, en el griego original en que da gusto chapotear aunque no se conozcan las leyes que rigen sus mareas. 
Otra traducción de "Ítaca", con el resto de poemas de Cavafis, acaba de salir estos días. También hablaremos de ella aquí.


No hay comentarios: