domingo, 8 de noviembre de 2015

Cometas al vuelo



Jesús Cotta acaba de publicar un libro de aforismos en la colección dedicada al género en La Isla de Siltolá. Hay un buen puñado de ellos con los que uno no termina de estar de acuerdo, pues es imposible ser genial de continuo. Pero hay decenas de otros que son estupendos, y no pocos magníficos. Ya escribí aquí hace unos días sobre la dignidad de los aforismos malos, que, si aisladamente tienen poca justificación, en el conjunto de un libro realzan por contraste los buenos. Alguno de Cometario me ha parecido malo por su simpleza, independientemente de las creencias que haya detrás. Nada hubiera perdido el volumen si se hubiera prescindido de este: "Probablemente Dios existe. Así que deja de preocuparte y disfruta de la vida." Pero hay otros que se elevan muy alto, y entonces poco importa ese u otro parecido. Cotta no me tendrá en cuenta este pequeño reproche, espero, pues él mismo ha escrito: "Cuando uno critica, se pone más feo, pero cuando a uno le critican, se pone más guapo."
      Como una especie de breviario, aparecen agrupados en secciones temáticas ordenadas alfabéticamente: sobre los propios aforismos, sobre el amor, el alma, el arte... hasta llegar a la vida. Me han gustado mucho estos que aquí copio, por limitarme a un puñado:

Tener al padre en un asilo y al perro en el sofá. Ese es el pecado.

                                              ***

Peor que no tener lectores es tener una mala obra y peor que tener una mala obra es tener lectores que la crean buena.

                                             ***

El buen gusto literario consiste en darse cuenta de que los autores que más nos gustan no tienen por qué ser los mejores.

                                             ***

En las malas novelas cabe todo, pero todo sobra, y en las buenas también cabe todo, pero todo encaja.

                                             ***

El buen poeta encuentra poesía debajo de las piedras, y el mal poeta solo en las cosas bonitas.





2 comentarios:

Jordi Doce dijo...

Hola, Antonio,

No conozco a Jesús Cotta ni he leído su libro, pero asumo que ese aforismo que citas viene a responder a la frase de la campaña ateísta de Richard Dawkins, que consistía en fletar autobuses con el lema: "There's probably no god. Now stop worrying and enjoy your life". Abrazo, J12

Antonio Rivero Taravillo dijo...

Pues parece más que seguro, querido Jordi. Lo desconocía, como tantas otras cosas. Muchas gracias por la aclaración.